sábado, enero 01, 2022

21 cosas que hice en el '21

  1. Empecé el diplomado de estadística aplicada
  2. Aprendí sobre las brujas en un círculo de lectura
  3. Me contagié de COVID-19
  4. Empecé clases de livecoding
  5. Di bootcamps de Scrum
  6. Me puse coronas en dos de mis muelas
  7. Jugué y promocioné Tenkuä
  8. Me vacuné contra la COVID-19
  9. Reacondicioné dos laptops viejas con Linux
  10. Recuperé los fondos de mi afore del ISSSTE
  11. Cambié el domicilio de mi INE
  12. Nos hicieron una limpia con sávilas que (no) sangraron sangre real
  13. Hicimos arreglos en la casa
  14. Tomé un taller de ensayo
  15. Conocí las oficinas de Globant
  16. Fuí al IMSS a planificación familiar y a triage respiratorio
  17. Terminé el Medio Maratón de la CDMX en 2:16:49
  18. Cambié el boiler de la casa de Acapulco
  19. Aprendí sobre blockchain y compré mis primeras criptomonedas
  20. Entre e-books, lecturas colaborativas y audiolibros leí 14 libros
  21. Volví a preparar la pasta para Navidad

viernes, septiembre 03, 2021

Los desposeídos

La primera vez que escuché sobre Ursula K. Le Guin fue en 2006 cuando vi la película Cuentos de Terramar de Studio Ghibli que está levemente basada en los primeros 4 libros de su serie Earthsea. En 2019, en un taller de futuros distópicos mencionaron, "Los desposeídos" como una novela clave de ciencia ficción y desde entonces había estado tratando de leerla.


Escrito en 1974, me recuerda mucho la ciencia ficción que leía cuando era niño pero cuyos temas suenan muy actuales en 2021. 

lunes, julio 12, 2021

El derecho a actualizar

En el año 2009 compré mi segunda computadora Apple, una MacBook negra con disco duro de 250 GB y 2 GB de RAM. Era de las primeras Mac con procesador Intel como Steve Jobs había anunciado en 2005 y traía el sistema operativo Leopard. Eventualmente compré la actualización a Snow Leopard y en 2013 salió OS X Mavericks de manera gratuita. Cuál fue mi sorpresa cuándo traté de descargarla y la tienda de iTunes me avisó que mi computadora no era elegible para ser actualizada.

Desde ese momento, las aplicaciones poco a poco dejaron de ser compatibles con mi sistema operativo y algunas dejaron de funcionar. Empecé a buscar versiones anteriores que corrieran en mi máquina hasta que ya era muy dificil trabajar y para empeorar las cosas, la batería dejó de funcionar. Finalmente en 2015 tuve que cambiarla por una MacBook Air, le saqué el disco duro para usarlo como externo, pasé la información a mi nuevo equipo y la guardé en un cajón.

Hace unos meses descubrí que Google había comprado una compañía llamada Neverware que hace CloudReady, un sistema operativo compatible con ChromeOS. Su principal fortaleza, es ofrecerlo a individuos, escuelas y compañías que tienen equipos viejos que quieran reacondicionar.

Descargué la versión gratuita de CloudReady pensando en recuperar mi vieja MacBook. La saqué del cajón, le volví a poner su disco duro (afortunadamente guardé todos los tornillos) y la eché a andar. El instalador de CloudReady se crea en 20 o 30 minutos y la instalación toma aproximadamente lo mismo. Una vez que termina, todo lo que tenemos que hacer es ingresar una cuenta de Google y tenemos una ChromeBook completamente funcional.

Los obstáculos que tuve fueron que como la batería ya no cargaba tuve que comprar una genérica y el cargador original de 60 W se quemó. Hice la prueba con un cargador de 85 W y hasta el momento ha funcionado perfecto. La desventaja de CloudReady es que la cámara iSight de la MacBook utiliza drivers especializados y no es compatible, pero fuera de eso, todas las actividades que se pueden realizar en un navegador, se pueden hacer en esta computadora sin problema, incluso le instalé un editor de texto para poder programar.

Apple violenta nuestro derecho a reparar y hace obsoletos los equipos a su gusto. Compañías como Neverware nos dan una opción para seguir utilizando nuestros equipos. Por ejemplo, esta computadora lleva un mes con un amigo que necesitaba una para unos crusos y le ha funcionado de maravilla.

miércoles, junio 30, 2021

Mr. Burns, a Post-Electric Play

Si la pandema fuera un evento cataclísmico, ¿podríamos reconstruir nuestra cultura usando referencias de alguna serie de televisión? Mr. Burns, a Post-Electric Play responde esta pregunta utilizando el episodio Cape Feare de la quinta temporada de Los Simpsons.

Un grupo de sobrevivientes se reune junto al fuego a reconstruir el episodio de memoria y 7 años después, montan una compañía teatral dedicada a reporducir episodios de la serie. 75 años más tarde, el episodio se ha vuelto un ritual.

Nadie puede negar que Los Simpson condensan gran parte de la imaginación de nuestra generación a través de sus referencias y predicciones. Tal vez, estar en cuarentena sea una buena oportunidad para sentarse en un sofá frente a la televisión a ver cada una de sus temporadas y tomar notas en un cuaderno.

Tal vez estas historias nos ayuden a darle sentido al mundo en el futuro y las escenas se vuelvan moneda de cambio como en la obra.